AN legítima rechazó aumento salarial de 130 Bs y exige que se homologue al costo de la canasta básica

AN legítima rechazó aumento salarial de 130 Bs y exige que se homologue al costo de la canasta básica
Foto: Cortesía
La Asamblea Nacional legítima rechazó el aumento del salario mínimo anunciado por Nicolás Maduro de 130 bolívares mensuales, cuando la canasta básica está por el orden de los 448 dólares, por lo que consideran que los sueldos, las pensiones y jubilaciones deben ser homologadas con el costo de la canasta básica, que permita que los trabajadores jubilados y pensionados puedan vivir con dignidad.
Asamblea Nacional
Así lo señalaron los diputados del parlamento legítimo en la sesión de la Comisión Delegada celebrada este martes vía online, durante el debate sobre las condiciones de los Pensionados y Jubilados, así como, la política de hambre que mantiene el régimen con el nuevo salario mínimo.
El diputado por el estado Aragua, Freddy Castellanos, inició el debate expresando su rechazo por la permanente burla por parte del régimen en contra de los trabajadores, jubilados y pensionados, violando sus derechos de orden jurídico en materia salarial, establecidos en la Constitución Bolivariana, la Ley Orgánica del Trabajo, las normativas laborales y los acuerdos entre los trabajadores y patronos.
Destacó que una cosa es el salario anclado a medio Petro y otra las reivindicaciones logradas por los trabajadores durante años de lucha en sus convenciones colectivas, que hoy son violadas. Rechazó el aumento del salario mínimo anunciado por Nicolás Maduro, porque no cumple con lo que establece el artículo 91 de la Carta Magna, que todo trabajador tiene derecho a un sueldo o salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir sus necesidades básicas.
“La canasta básica ronda 448 dólares mensuales y el aumento salarial anunciado por Maduro es de 130 bolívares mensuales, lo que indica que la crisis venezolana seguirá en aumento, que la familia venezolana seguirá dividiéndose y la diáspora venezolana en aumento, en la búsqueda de mejores empleos, condiciones salariales y calidad de vida”.
Destacó que la Asamblea Nacional legítima tiene que trabajar muy duro de la mano con los trabajadores, jubilados y pensionados en la búsqueda de mejores reivindicaciones laborales y salariales, acompañarlos en su lucha, en las protestas hasta que se logre y se haga justicia, para tener un país de progreso y paz.
Trato indigno a los jubilados y pensionados
Mientras que la diputada por el estado Vargas Ana Aponte, señaló que este régimen violenta los derechos fundamentales de los jubilados y pensionados de forma sistemática. “Los adultos mayores no merecen este trato indigno. No es justo que después de haberle dedicado al país gran parte de su vida, en compensación el régimen los trate con indiferencia”.
Añadió que hoy los jubilados y pensionados vuelven a ser atropellados cuando Maduro anuncia un aumento del sueldo mínimo en 130 bolívares, que no cubre las expectativas de los trabajadores activos y menos aún alcanza para que un pensionado pueda alimentarse una semana.
“Los jubilados y pensionados no están solos, esta Asamblea Nacional legítima conjuntamente con el presidente encargado Juan Guaidó vamos a continuar abriendo caminos para que en este país haya democracia, paz, justicia, libertad y para que nuestros adultos mayores se les de lo que por derecho les corresponde”.
Jubilados y Pensionados necesitan ayuda humanitaria
Mientras que para el diputado por el estado Lara Juan Vilera, los trabajadores, jubilados y pensionados venezolanos viven una verdadera tragedia, algunos reciben de salario o pensión un dólar mensual y con ellos se le condena al hambre y el riesgo permanente de salud.
“Somos los jubilados y pensionados víctimas de un grupo de poder que nos niegan el derecho a vivir con dignidad. Nos derrumbamos cada vez más acompañados de la gigantesca crisis económica y social que atraviesa el país, que conduce con mayor seguridad a la hiperinflación.
Considera el diputado Vilera que trabajar toda la vida en Venezuela se convirtió en un en un objeto. Aseguró que el nuevo estatus de los jubilados y pensionados, es ser todero, para poder sobrevivir. “Algunos viven de las remesas que les envían los familiares emigrantes, de alquileres y otros viven en la calle porque no tienen para pagar una vivienda. Si alguien necesita ayuda humanitaria en Venezuela son los jubilados y pensionados”.
Homologación de la pensión de vejez al costo de la canasta básica
Por último, intervino el diputado Arnoldo Benítez, quien calificó de írrito y de una burla de parte del “narcodictador” el aumento salarial anunciado de 130 bolívares, imponiendo unilateralmente un salario mínimo que no garantiza el sustento de los trabajadores, jubilados y pensionados.
“Según el Cendas la canasta alimentaria se ubicó en enero del año en curso en 448 dólares, lo que significa que con 130 bolívares que equivalen a 30,23 dólares mensuales, un dólar al día, se necesitan 15 meses de pensión para comer un mes”, dijo el parlamentario Benítez.
Calificó de política de exterminio que el régimen de Maduro lleva a cabo contra los jubilados y pensionados, al no cumplir con lo establecido en el artículo 91 de la Constitución Nacional que señala que para que puedan vivir con dignidad y cubrir sus necesidades básicas, material, sociales e intelectuales se debe ajustar cada año el salario, las pensiones y jubilaciones, tomando como referencia el costo de la canasta básica.
“Hoy vemos a nuestros ancianos viviendo en la indigencia, como es el caso de los viejitos de la Guajira, que no toman medicamentos desde hace más de tres años y la mayoría de las veces se acuestan sin comer”.
Ante este panorama exigió la homologación de la pensión de vejez al costo de la canasta básica, el restablecimiento del pago de las pensiones y jubilaciones de los que se encuentran en el exterior y reactivar la entrega de medicamentos a los adultos mayores para el control de enfermedades crónicas y las de alto costo. “No permitamos la acción genocida de Maduro contra los adultos mayores”. Concluyó el diputado.