BID resaltó el “peso económico” del éxodo venezolano en la región

BID
La sesión inaugural de la sexagésima reunión del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se convirtió este martes en una reivindicación a la necesidad de asistencia para paliar el peso humanitario y económico de la migración venezolana en los países receptores.
El presidente de esta institución, Luis Alberto Moreno, anunció que el grupo financiero prevé aprobar este año un total de 1.900 millones de dólares en nuevas operaciones en el sector público y privado de Ecuador, una «cifra récord para el país, en apoyo a un ambicioso plan para recuperar el equilibrio fiscal y fomentar la inversión».
Ya en su discurso oficial de inauguración, el alto funcionario del BID insistió en que la región «tiene urgencias, pero ninguna mayor que poder revertir el deterioro de Venezuela».
«Ese país ha retrocedido de manera abismal, como lo muestra una producción petrolera similar a la que tenía Venezuela a mediados del siglo pasado», recordó.
Aseguró que el BID ha venido preparándose ya hace mucho tiempo para «darle la mano a esta nación hermana» y que «sin minimizar la complejidad ni el alcance de esta responsabilidad, deseamos desplegar en forma oportuna toda nuestra capacidad, ya sea con recursos financieros, apoyo técnico, innovación, coordinación y ejecución».
Su objetivo, apuntó, es que los venezolanos sean «los gestores de su futuro», una misión en la que mostró el «compromiso» del grupo BID para «acompañarlos».
La sexagésima Asamblea Anual de Gobernadores del BID se celebra en Guayaquil, capital económica de Ecuador, después de que en marzo la institución anunciara su cancelación en China por la negativa de este país a conceder un visado al delegado del líder venezolano Juan Guaidó.
EFE
A %d blogueros les gusta esto: