Biden y los principales líderes mundiales llegan a la sede de la OTAN para tomar más medidas contra Rusia

Biden y los principales líderes mundiales llegan a la sede de la OTAN para tomar más medidas contra Rusia
Foto: Cortesía
Bruselas se ha convertido este jueves y durante 48 horas en el epicentro de la diplomacia mundial. Justo cuando se cumple un mes de la invasión rusa en Ucrania, la OTAN, el G-7 y el Consejo Europeo se reúnen para tomar nuevas medidas frente a Rusia y su presidente, Vladímir Putin.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha llegado a la sede de la OTAN poco antes de las 10 de la mañana, como también lo han hecho los principales dirigentes mundiales como el británico Boris Johnson, el turco Recep Tayyip Erdogan o el francés Emmanuel Macron, a quienes Biden ha saludado en ese orden antes de realizarse la foto de familia. También estará presente telemáticamente en las tres citas el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski.
Las cumbres buscarán pactar medidas en materia de energía, seguridad y defensa europeas. El secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, ha asegurado que Putin ha cometido “un gran error” y ha llamado a los socios a cerrar filas: “Estaremos seguros mientras permanezcamos unidos”.
El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, ha defendido seguir enviando armas a Ucrania. “Es lo más importante. Todo se decidirá en los próximos 15 días”, ha subrayado.
En Ucrania, la crisis humana es demoledora tras 29 días de guerra, mientras que el Kremlin no ha logrado el fácil paseo militar que esperaba. Más de 10 millones de personas, una de cada cuatro en el país, han abandonado sus hogares. De ellas, 3,6 millones se han refugiado en el extranjero. Grandes ciudades han sido golpeadas sin piedad. Mariupol, en el sudeste, con especial saña, pero también otras como Járkov o Kiev. Este jueves, Ucrania ha asegurado que ha hundido un buque militar ruso atracado en el puerto ocupado de Berdiansk (sudeste).