César Pérez Vivas: “No habrá participación en la recolecta de firmas de este miércoles”

César Pérez Vivas: “No habrá participación en la recolecta de firmas de este miércoles”
Foto: Cortesía
El Carabobeño | El Impulso
Declaró que es una tarea complicadísima llevar a cabo un proceso de esa naturaleza en mil 200 centros de votación, donde se deben atender más de 4 millones de personas, en apenas 12 horas de actividad.
Tras solicitar la reconsideración del cronograma ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), César Pérez Vivas, quien encabeza el Movimiento de Venezolanos por el Referendo Revocatorio (Mover), advirtió que no habrá participación en el proceso de manifestación de voluntades previsto para este miércoles.
Señala la web del diario larense El Impulso que el dirigente político explicó que se antepuso el recurso de reconsideración administrativa, establecido en la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos, para atacar actos ilegales e inconstitucionales de los órganos del Poder Público.
La solicitud supone que el organismo electoral deje sin efecto la convocatoria del día 26 de enero, por considerar que la forma intempestiva, limitada en tiempo y sin considerar la capacidad instalada de los centros de votación “mata, sin derecho a pataleos”, el referendo revocatorio para evaluar el mandato de jefe del Ejecutivo Nacional.
Señaló que la estrategia ordenada por Nicolás Maduro impedirá a los venezolanos que se manifiesten libremente, puesto que en un país donde existen 14 mil centros de votación, el jefe del Gobierno ordena a sus funcionarios del CNE que se abran apenas mil 200, muchos de ellos alejados de los principales conglomerados urbanos, para complicar la posibilidad de movilización de los electores.
“Nosotros –dijo en referencia directa al Movimiento de Venezolanos por el Referéndum Revocatorio- no avalamos el proceso de este miércoles debido a que el mismo no llena los extremos mínimos ni garantías mínimas necesarias, para poder activar un referendo revocatorio.
«Tarea complicadísima»
Declaró que es una tarea complicadísima llevar a cabo un proceso de esa naturaleza en mil 200 centros de votación, donde se deben atender más de 4 millones de personas, en apenas 12 horas de actividad.
Por otra parte, la decisión resulta discriminatoria para los derechos de la mayoría de los venezolanos, puesto que más de 90% está absolutamente imposibilitado de ejercer su derecho consagrado en la Constitución.