Cuerpos represores intentaron incautar medicinas preparadas para jornada de ayuda humanitaria

ayuda humanitaria
(Prensa Voluntad Popular).- En la localidad de La Cero, municipio Manuel Monge del estado Yaracuy, tendría lugar este sábado 18 de mayo el octavo Campamento Humanitario de Rescate Venezuela, planificado este 2019, pero los cuerpos represores de la entidad; Guardia Nacional Bolivariana y Policía de Yaracuy, comandados por el alcalde Jhoan Quero impidieron la ejecución de la actividad y exigían se les entregaran las medicinas que serían destinadas para esta jornada.
Laura Gallo, responsable estratégico regional de Rescate Venezuela en el estado en nombre de todo el equipo de médicos, especialistas y voluntarios que participan en los campamentos humanitarios, exigió que se separe el hecho político, del humanitario, y este tipo de actividades son eventos sociales en donde se ayuda a la población sin ningún distingo de clases, colores o tendencia política.
“Previo al censo socioeconómico realizado en los dos abordajes que se efectuaron como preámbulo a la actividad, se planificó ofrecer atención a más de 400 personas, en situación de vulnerabilidad y con algún cuadro médico específico, por lo que se contabilizaron insumos para enfermedades de la piel, antibióticos, hipertensión, diabetes, entre muchos otros, los cuales pretendían incautar los funcionarios que de manera violenta impidieron la jornada, que sólo beneficiaría al pueblo”, así lo aseguró
Evento humanitario
Resaltó la vocera, que esta actividad cuyo único fin era brindar a las personas de escasos recursos una ayuda en estos tiempos de crisis, por los que atraviesa el país, se vio empañada por la acción autoritaria del Alcalde Quero, quien argumentó no haber dado el permiso necesario para realizar este evento humanitario.
“Nosotros cumplimos con notificar al despacho del alcalde que realizaríamos esta actividad, en donde ofreceríamos atención médico especializada, medicinas y alimentación totalmente gratis, por lo que se prepararon alrededor de 900 comidas, que finalmente no pudieron ser entregadas a los habitantes de la comunidad”, mencionó la responsable estratégico regional.
Denunció Laura Gallo, que el autobús donde se trasladaban los especialistas y voluntarios fue interceptado por los efectivos que solo buscaban las medicinas, que gracias a Dios se encontraban resguardadas en otro lugar.
Por su parte, Wilfrido Medina, quien funge como coordinador operativo de los Campamentos Humanitarios rechazó esta acción de amedrentamiento en contra de las personas que se encontraban en el lugar. “Con mucho sacrificio y dedicación se preparan cada una de esta actividades, para ofrecer una mano amiga y distribuir entre el pueblo, la ayuda humanitaria que ha entrado poco a poco a nuestro país”, dijo.
Concluyó Medina, reprochando este tipo de actitudes en contra del pueblo, porque finalmente es el pueblo el perjudicado.