Detienen a 4 Yaracuyanos por apropiarse de la basura

Este martes, cuatro ciudadanos, dos del municipio Bruzual y dos de Yaritagua, fueron detenidos por  funcionarios  del Centro de Coordinación Policial de Peña, por “intentar apropiarse y vender material estratégico”, que habría sido recolectado en el Vertedero Municipal de Tapa La Lucha.
Se conoció que funcionarios llegaron al momento cuando un trabajador del vertedero pesaba el material de desecho “y lo tenía listo para sacarlo, de manera indebida”, y así negociarlo ante empresas privadas.
Los cuatro detenidos, dos de ellos el chófer y ayudante del camión donde sería trasladado el material, fueron pasados a la orden del Ministerio Público en San Felipe.
Son trabajadores
Familiares de los implicados por la supuesta venta de material estratégico, denunciaron para la redacción del portal verparaleer.com que las personas  fueron detenidas injustamente, ya que el material que mantenían en su poder se trata de desechos plásticos recolectado en el verdadero municipal.
Yamileth Ulacio, familiar, señaló que tras la detención de las cuatro personas se comete un atropello, ya que el único delito fue la de recoger y seleccionar el material plástico de la basura, que es lanzada en dicho vertedero, para así ganarse el sustento de la familia.
Denunció Ulacio que desde el año pasado, específicamente desde octubre, a los seladores del vertedero no le cancelan por la recolección de los desechos.
Afirma que los seladores se encargan de clasificar el material de desecho, la cual luego es negociada por un organismo de la gobernación del estado ante empresas de reciclaje.
Aclaró que las  personas detenidas de Bruzual, que son el dueño del camión y el ayudante,  para el momento de darse el procedimiento policial no se encontraban en el lugar, fueron apresados por estar contratados para hacer el viaje del material.
Agregó que una persona que le dicen El Gocho, habría hecho el trámite del permiso para negociar el plástico seleccionado de los desechos que son botados en el Vertedero, sin embargo, cuando el trabajador mostró el permiso, que no tuvo ninguna validez.
Acusa que un selador fue apresado por solo decir a los funcionarios que dejarán a su compañero tranquilo, ya que no cobraban desde octubre.
Familiares piden que los organismos apliquen la justicia y que los cuatro trabajadores sean puestos en libertad.
A %d blogueros les gusta esto: