Gremio de profesores desmintió a la dictadura de Maduro al asegurar que la deserción escolar alcanzaría 50%

Gremio de profesores desmintió a la dictadura de Maduro al asegurar que la deserción escolar alcanzaría 50%
Foto: Cortesia
El régimen de Maduro reconoció que la matrícula escolar durante el período 2021-2022 pasó de 13.000.000 a 8.789.356, una cifra que represente 32% menos en comparación al año anterior, sin embargo, los maestros cuestionan estos datos al afirmar que el abandono de las aulas alcanzaría 50%.
«Si el Gobierno no cumple con su rol en cuanto a la educación, las cifras de estudiantes que abandonan las aulas es más alta», alertó Luis Arroyo, presidente del Colegio de Profesores del estado Lara, al asegurar que según estimaciones que ha hecho el gremio la deserción puede ubicarse entre el 45 y 50%. Señala que es una realidad que se puede comprobar en las calles al ver cómo niños y jóvenes prefieren trabajar en la economía informal y guardar los uniformes. Según cifras de la Zona Educativa en Lara, para el inicio del año escolar contabilizaron un total de 300.000 estudiantes.
Dulce Meléndez, miembro de la Federación Nacional de Trabajadores de Educación (Fenatev), explicó que el sector más golpeado es primaria. «Muchas instituciones eliminaron las secciones del turno de la tarde, por eso decimos que esas cifras son mentira».
La estimación sobre la disminución de la matrícula escolar en Venezuela fue calculada por LA PRENSA, de acuerdo a los datos oficiales emitidos por el Gobierno nacional. Según el Gobierno, durante el lapso escolar 2020-2021 se graduaron 370.000 niños y jóvenes, mientras que este año la cifra es de 324.172, es decir, que hay una merma del 12%.
Laura Igarra, presidenta del Colegio de Licenciados en Educación, aseguró que sumado a las malas condiciones de las instituciones educativas, la crítica situación económica también hace que muchos niños y jóvenes no puedan continuar con sus estudios.
Alarmantes
Raquel Figueroa, miembro del Colegio de Profesores, aseguró que la deserción de los docentes podría ubicarse en un 56%, motivado a la pulverización del salario, pues docentes alegan que con el ingreso mensual no pueden costear gastos de alimentación, medicinas y mucho menos vestuario para ellos y sus familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *