La CIDH condena la «falta de garantías» de los juicios celebrados a 18 opositores del régimen de Nicaragua

La CIDH condena la «falta de garantías» de los juicios celebrados a 18 opositores del régimen de Nicaragua
Foto: Cortesía
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha condenado este viernes la «manipulación» del derecho penal y la «falta de garantías» en los juicios que lleva a cabo la Fiscalía del país, que ha declarado culpables al menos a 18 opositores del Gobierno de Daniel Ortega, y ha clamado por su liberación.
«La CIDH condena las graves injerencias al debido proceso y al derecho a la defensa en los procesos judiciales de las personas presas políticas en Nicaragua. Asimismo, urge al Estado a liberar inmediatamente a todas las personas detenidas en el contexto de la crisis iniciada el 18 de abril de 2018», ha explicado la Comisión en un comunicado.
La comisaria y relatora de la CIDH para Nicaragua, Esmeralda Arosemena, ha explicado que el pasado 31 de enero se reanudaron los juicios orales a más de 30 «presos políticos» después de que hubieran sido suspendidos «arbitrariamente» por más de tres meses.
«Ante la reanudación de estos procesos (…) el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) recibió información sobre graves afectaciones al derecho penal y falta de garantías judiciales», ha asegurado la organización defensora de los Derechos Humanos en América.
En concreto, la CIDH ha denunciado que dichas audiencias se están realizando «de manera privada y sin permitir el acceso a los medios de comunicación independientes» en las instalaciones de El Chipote –en la costa oeste del país–, lo que ha tachado de «contrario a la propia legislación nacional».
La organización también ha asegurado que durante los juicios se ha negado el ingreso a los familiares y se ha despojado a los acusados de las pertenencias necesarias para participar en las audiencias.
«(Los acusados) habrían sido objeto de cacheos y revisiones desproporcionadas que derivaron en tocamientos indebidos a mujeres abogadas y familiares. La CIDH condena estos hechos, que constituyen violencia sexual, y además afectan la dignidad e integridad personal y se utilizan para intimidar y humillar», ha añadido la Comisión.
El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) también ha demandado libertad para los 18 «presos políticos» y ha resaltado que los juicios «violan garantías constitucionales», así como los Derechos Humanos.
La Fiscalía de Nicaragua anunció que a partir del 1 de febrero realizaría juicios contra opositores, a los que ha tildó de «delincuentes y criminales», en una medida que afecta tanto a quienes están detenidos en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de Managua como a quienes se encuentran bajo arresto domiciliario.