OPINIÓN| Oposición en Stand By por Leandro Rodríguez Linárez

 

En Venezuela no hay democracia, prevalece un sistema de gobierno diseñado para retener el poder, transgresor de la ley y de todo precepto democrático, es un sistema dictatorial modernista, pero que día a día se emparenta a las dictaduras clásicas.
El chavismo intenta una modalidad, la china. Como todos los experimentos comunistoides en la historia del planeta, quiebra por corrupción, desidia y sanciones del mundo democrático, de este modo, intenta adoptar nuevamente la economía de mercado o capitalismo a través de sus aliados, pero reteniendo lo único que del comunismo ha funcionado exitosamente en el tiempo, la castración de los derechos políticos, a las protestas, las libertades de expresión, opinión, de información a los ciudadanos. Por eso, en Venezuela observamos, luego de las parlamentarias 2015, elecciones prefabricadas bajo el auspicio de instituciones 100% partidizadas.
De este modo, a la oposición legítimamente reconocida nacional e internacionalmente se le persigue, se le encarcela, se le inhabilita, se le acosa. El régimen se ha apoderado vía TSJ de las siglas de los principales partidos opositores, imponiéndole directivas para fingir una oposición, para fingir diálogos, elecciones, democracia… detrás de esta tetra, repetimos, solo existe la intención de retener el poder, beneficiando a sus colaboradores.
¿Sirve de algo semejante ardid? Si, peor solamente a lo interno del país, sin embargo, en la forma como el chavismo retiene el poder, secuestrando toda la institucionalidad, haciendo uso y disfrute de los recursos y armas del Estado, puede hacer absolutamente todo lo que se le ocurra omitiendo las formas, después de todo, no tiene rival dentro de Venezuela, todo aquel que se atreva afectar sus intereses es neutralizado de mil maneras ilegales, solamente existe una ley y se corresponde con las apetencia de eternizarse en Miraflores ¿Cree usted que en democracia una institucionalidad apegada a la carta magna aprobaría una ley que permitiría al gobierno privatizar secretamente? Ni soñarlo… en chavismo si.
El desespero reina, los venezolanos se preguntan ¿Por qué la oposición no hace nada? La respuesta es otra pregunta; en estas condiciones ¿Qué puede hacer democráticamente? ¡NADA!
A diferencia de la oposición, el chavismo supo desde sus inicios no podía solo contra una nación fusionada en esencia a la democracia, a la libertad, por tal razón, buscó resguardo en el castrismo, en Cuba, posteriormente ha involucrado directamente otros gobiernos como China, Rusia, Irán y otros de la misma lúgubre cepa.
Desde hace poco, la oposición ha venido pidiendo ayuda internacional mientras el chavismo ya ha recorrido ese camino varias veces. Mientras se enarbola la dura y real divisa “los venezolanos no podemos solos”, amparados en el impacto negativo que por diversas razones el chavismo genera en la región, se espera el apoyo internacional pueda hacer retornar la democracia y la libertad que heredamos de nuestros próceres y por las cuales dieron sus vidas.
¿Cómo puede ayudar la comunidad internacional? Existen muchas maneras, el venezolano solo espera que sea la más rápida y menos tortuosa para una población arrastrada injustamente a padecer los dantescos embates de un proyecto cubanoide que hace más de 13 años dijo no quería vivir… pero se le impuso a la fuerza, es nuestra opinión.
A %d blogueros les gusta esto: